CLEMENPONS.


El árbol es vigoroso con hábito de crecimiento abierto, de forma achatada y follaje denso y con cierta espinosidad en ramas vigorosas que desaparece con el tiempo. Las hojas y yemas axilares se encuentran sobre una pequeña prominencia. Es muy característica la proliferación de yemas múltiples en el abultamiento que se produce en la zona del injerto. El fruto es idéntico al de la clementina de Nules, de forma esférica y aplanada por los polos y de buen tamaño. Se pela con facilidad. Durante algún tiempo permanece parte del estilo en el fruto. La corteza del fruto, al estrujarla despide un característico olor que recuerda a hinojo (anís). Alcanzada la madurez natural, es algo propenso al bufado. Es muy productivo y precoz en la entrada en producción. La recolección es muy temprana.