CLEMENTARD.



CLEMENTARD


ARBOL
Su origen es desconocido, aunque probablemente procede de una mutación espontánea de clementina Fina.

FRUTO
Es una variedad muy parecida a la clementina Hernandina de la que se diferencia fundamentalmente en que la coloración del fruto es menos intensa y se alcanza unos días después.  Imagen del mandarino

CONSIDERACIONES AGRONOMICAS
Las características de producción y recomendaciones de cultivo son análogas a las de clementina Hernandina.

El árbol presenta buen vigor y desarrollo, con hábito de crecimiento abierto y muy frondoso. No tiene espinas y el color de la madera es oscura, casi negra. Todas estas características son muy similares a las de la clementina Hernandina, pero que se distingue de ésta porque sus hojas, de color verde oscuro, son mucho más grandes. El tamaño, forma, contenido en zumo y características organolépticas del fruto muy similares a las de la clementina Fina, pero la plena coloración del fruto la alcanza un tiempo después. En relación con la clementina Hernandina, la clementina Clementard presenta una coloración externa del fruto menos intensa y uniforme, menor contenido en zumo y más cantidad de ácidos totales. Los sépalos (cáliz) son muy grandes, parecen pequeñas hojas. Cuando el fruto alcanza la madurez natural y permanecen, pueden adquirir color naranja. La región estilar es plana, con la areola irregular presente en la mayor parte de los frutos, que delimita en su interior una zona más o menos prominente muy característica. La recolección es tardía.