ELLENDALE.



ELLENDALE


ARBOL
Se detectó en Australia alrededor de 1878 y se cree que es un tangor natural (híbrido de mandarino y naranjo dulce). Se introdujo en España en 1983.
 El árbol es de vigor medio, tamaño grande (semejante al clementino), forma redondeada y sin espinas, presentando las ramas cierta fragilidad que hace conveniente una formación adecuada para evitar su rotura por el peso de la cosecha. Es productivo, aunque algunos frutos tienen tendencia a rajarse por la región estilar (como los de Nova) con la consiguiente merma de producción.

FRUTO
El fruto es de tamaño medio a grande, de coloración naranja intenso, pela con facilidad y la pulpa es tierna, jugosa y de buen sabor. Es autocompatible y por consiguiente los frutos presentan semillas si se dan las circunstancias de polinización adecuadas.  Imagen del mandarino

CONSIDERACIONES AGRONOMICAS
Se recolecta a partir de enero, el fruto se mantiene en el árbol perfectamente durante cierto tiempo y presenta buenas condiciones para la conservación y el transporte

Es un híbrido entre naranjo y mandarino, de parentales desconocidos (Tangor). El árbol tiene buen vigor y desarrollo con hábito de crecimiento abierto y forma esférica. La madera de las ramas, con franjas longitudinales de color oscuro, es muy frágil rompiéndose con cierta facilidad y no suele producir ramificaciones. No presenta espinas. Las hojas, de color verde claro, tienen una forma intermedia entre las del naranjo y el mandarino, con un peciolo corto y sin alar. Las flores, con las anteras amarillas y abundantes granos de polen, son pequeñas, y en general se aprecia que el estilo sobresale por encima de las anteras en un porcentaje elevado. En los estambres se encuentran todos sus filamentos soldados y caen cuando el ovario adquiere mayor grosor. El fruto es de buen tamaño, poco achatado y de fácil pelado. Posee un elevado contenido en zumo, en azúcares y ácidos totales. Se puede decir que no tienen semillas, aunque pueden aparecer en un bajo porcentaje de frutos y en pequeña cantidad (máximo 6). Son monoembriónicas. La fruta tiene una buena capacidad de permanencia en el árbol en buenas condiciones comerciales, ya que no pierde densidad, al no presentar tendencia al bufado. Es una variedad poco productiva si no se le practica un rayado en las ramas. De realizarse, hacerlo con mucho cuidado puesto que puede defoliarse y/o amarillear. Es algo sensible al rajado del fruto que puede producirse en cualquier punto de su superficie. La recolección es tardía.