HERNANDINA.



HERNANDINA


ARBOL
Se originó por mutación espontánea de clementina Fina detectada en 1966 en Picasent (Valencia).
 El árbol tiene buen vigor y desarrollo.

FRUTO
El tamaño, forma, contenido en zumo y características organolépticas del fruto son similares a los de clementina Fina, pero la plena coloración del fruto la alcanza unos dos meses después.
 Sin semillas.  Imagen del mandarino

CONSIDERACIONES AGRONOMICAS
Es productiva aunque con ligera tendencia a la vecería. Dabe cultivarse en zonas de recolección tardía y con escaso riesgo de heladas, ya que no resulta comercialmente interesante ofertar estavariedad antes de mediados de febrero.
 No es conveniente demorar su recolección más de lo debido, puesto que se puede producir una ligera pérdida de zumo y de acidez que provoca una disminución de las execelentes condiciones organolépticas.

El árbol tiene buen vigor y desarrollo con hábito de crecimiento abierto. Presenta un follaje muy denso de color verde oscuro con brotes abundantes y entrenudos cortos. Sin espinas. La madera es oscura, casi negra y muy frágil. El tamaño, forma, contenido en zumo y características organolépticas del fruto, son similares a la de la clementina Fina, pero la plena coloración del fruto la alcanza un tiempo después, aunque queda presente en la parte basal una zona más o menos verdosa variable en extensión e intensidad. La región estilar es plana, con la areola irregular presente en la mayor parte de los frutos, que delimita en su interior una zona más o menos prominente muy característica. Propenso al bufado al igual que la clementina Clementard. La recolección es tardía.

La variedad Nour es muy similar a la variedad Clementina Hernandina, con la diferencia de que el color naranja de la corteza, se alcanza unos días antes en la variedad Nour.