MARISOL



MARISOL


ARBOL
Se originó por mutación espontánea de clementina Oroval detectada en 1970 en Bechí (Castellón de la Plana).
 El árbol es vigoroso, tiene buen desarrollo y presenta cierta espinosidad que desaparece con el tiempo.

FRUTO
El fruto es de buen tamaño y la pulpa tierna y fundente, con elevado contenido en zumo ligeramente acídulo.
 Sin semillas.  Imagen del mandarino

CONSIDERACIONES AGRONOMICAS
Las características de esta variedad son semejantes a las de la clementina Oroval de la que fundamentalmente se diferencia en que la madurez del fruto tiene lugar unas dos semanas antes.
 Debe cultivarse en zonas precoces y que estimulen la acumulación de azúcares en el fruto.

El árbol es muy vigoroso con hábito de crecimiento ascendente y con muy poca ramificación sobre las ramas. Su crecimiento, pese a ser un árbol vigoroso, es lento (Foto 34). Es muy productivo y precoz en la entrada en producción. Presenta mucha espinosidad que no desaparece en poco tiempo. Los entrenudos son muy cortos con multitud de hojas, por lo que le proporciona un aspecto muy frondoso y compacto en ramas aisladas. La madera es muy frágil y se rompe con cierta facilidad. El fruto es de buen tamaño. La corteza, con glándulas de aceites esenciales prominentes, al alcanzar el color naranja, se separa rápidamente de la pulpa (bufado). El zumo es acídulo. Cuando arrancamos frutos maduros, el cáliz generalmente se queda en el pedúnculo. La recolección es muy precoz.