Belleza


Stop al envejecimiento.
 La naranja por su alto contenido en vitamina C es recomendada para frenar el envejecimiento por antonomasia. Para cubrir las necesidades de esta vitamina basta con ingerir al día dos piezas de naranja. Otra opción es tomarlas en forma de zumo natural.

La cosmética más vanguardista investiga cada día sobre nuevos y complejos componentes para sus cremas antiarrugas. Pero, en esta ocasión, el extracto elegido no obedece a una exótica planta con un extraño nombre. No tenemos que mirar lejos de nuestra propia tierra para encontrar naranjas.
 Ella, presente en la vida cotidiana, resulta el complemento ideal de cualquier dieta y en esta ocasión también de sofisticados productos de belleza.

 La deshidratación y el envejecimiento son los efectos más perjudiciales del sol en la piel. A través de la alimentación podemos proporcionar a nuestro organismo los nutrientes necesarios que ayudan a contrarrestar estos efectos negativos. Estos son: el agua ( 60% del peso del cuerpo) y los ácidos grasos esenciales.
 Ambos son los mejores aliados contra la deshidratación.

 Los ácidos grasos, contenidos en el aceite de oliva, girasol, maíz, soja y en pescados azules y frutos secos actúan directamente sobre las células impidiendo la deshidratación.
 Por su parte, los antioxidantes nos ayudan a combatir el envejecimiento de la piel. Los más conocidos son los betacarotenos (en frutas y hortalizas como espinacas, perejil, melocotón, mango, zanahoria, calabaza) y la vitamina C del limón, NARANJA, pomelo, mandarina, kiwi, fresas, arándanos, grosellas, moras, melón, col, brécol y pimientos.