Propidades


La forma acorazonada de la chirimoya nos recuerda su acción sobre el corazón, ya que aporta energía, vitaminas del grupo B, potasio y calcio, junto con muy poco sodio y apenas grasa.

Además es diurética (elimina líquidos) Por todo ello resulta ideal en caso de insuficiencia cardiaca además de para:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Hipertensión arterial.
  • Colesterol.
  • Anemia.
  • Estreñimiento.
  • Bulimia o apetito intenso.
  • Niños (precaución con las semillas) y adolescentes en edad de crecimiento.
  • En personas mayores.
  • Mujeres embarazadas.
  • Mujeres lactantes.
  • Deportistas.
  • Desnutridos.
  • Problemas de digestión