Beneficios


Beneficios de la grasa de las aceitunas



Cerca del 80% de su peso es agua, su contenido graso ronda valores del 10%.



La grasa que nos aportan
las aceitunas está compuesta por ácidos grasos insaturados en un 80% y el 20% restante son ácidos grasos saturados.
Dentro de los insaturados, encontramos monoinsaturados y poliinsaturados, ambos con efectos muy saludables en nuestro organismo.

Si bien, las cantidades del ácido oleico, que es monoinsaturado, son mucho más elevadas y mayoritarias, frente a las cantidades relativamente bajas de los ácidos linoleico y linolénico, que son poliinsaturados y esenciales, de las familias de los omega 6 y omega 3 respectivamente.


Posibles inconvenientes en dislipemias (
colesterol y triglicéridos)


Es posible que en caso de sobrepeso u obesidad, con niveles de colesterol elevados, se requiera una moderación en su consumo.
Pero no porque resulte un mal aporte de grasas saludables, sino por su contenido calórico, su contenido en sodio y porque el consumo de grasa total en personas con colesterol o triglicéridos elevados deberá moderarse y controlarse.



Posibles inconvenientes en hipertensión


Debemos tener presente que un aporte alto en sodio, podría aumentar algunos factores de riesgo asociados al estado de dislipemia.
Es decir, que suele asociarse el colesterol elevado, con otras afectaciones que a menudo cursan a la vez, como por ejemplo una hipertensión, con lo cual deberemos controlar el consumo de aceitunas, porque son dos factores de riesgo que se potencian el uno al otro, con consecuencias negativas para la salud sino son controlados adecuadamente.