Propiedades


Entre los alimentos de la categoría de las frutas que tenemos disponibles en nuestra tienda o supermercado habitual, se encuentra la fresa.

Este alimento, pertenece al grupo de las frutas frescas.

A continuación puedes ver información sobre las características nutricionales, propiedades y beneficios que aporta la fresa a tu organismo, así como la cantidad de cada uno de sus principales nutrientes.

Todo el mundo sabe que las fresas son deliciosas. Sin embargo, ¿sabías que son una fuente inagotable de nutrición?. A continuación te ofrecemos ocho razones por las que deberías incluir las fresas en tu dieta.

 

Dieta

Una taza de fresas contiene más del 13% de la dosis diaria recomendada de fibra dietética y sin embargo, sólo 43 calorías. La fibra dietética en las fresas ayuda a mantener una digestión normal. También disminuye la presión arterial y frena la sobrealimentación.

Antioxidantes

Las fresas contienen un compuesto químico llamado fenol. La antocianina, que es un fenol específico, se encuentra abundantemente en las fresas y da el color rojo intenso a esta fruta. Aunque se sabe que la antocianina tiene propiedades antioxidantes en el interior de esta fruta, aún se está debatiendo si estos agentes antioxidantes de la antocianina, también pueden ser absorbidos por el organismo una vez digeridos. Afortunadamente, se sabe que cuando se consumen alimentos ricos en antocianina, aumentan los niveles de ácido úrico del organismo, esto sirve como agente antioxidante.

Antiinflamatorias

Los fenoles de las fresas también luchan contra muchas enfermedades inflamatorias, tales como la osteoartritis, el asma y la aterosclerosis, mediante la inhibición de la enzima ciclooxigenasa (COX) de la misma forma que lo hace la aspirina y el ibuprofeno. Las fresas, sin embargo, no tienen efectos secundarios no deseados como la hemorragia intestinal y estomacal.

Anticancerígenas

La combinación de agentes antioxidantes y antiinflamatorios que se encuentran en las fresas es también conocida en la lucha contra la aparición de muchos tipos de cáncer. Gracias a la vitamina C, el ácido fólico y los flavonoides como la quercetina y el kaempferol, las fresas son una deliciosa defensa contra las células potencialmente cancerosas.

Vista sana

Los Archivos de Oftalmología han publicado recientemente un estudio en el que la ingesta diaria de tres o más raciones de fresas (y otras frutas) puede disminuir en más de un tercio la posibilidad de contraer una enfermedad relacionada con la edad, es decir, la degeneración macular.