Diabetes


La gente que sufre de diabetes tienen que prestar mucha atención a sualimentación  especialmente a todo lo relacionado con la glucosa, por ejemplo las frutas dulces, lo cual no significa que estén prohibidas para los diabéticos, ya que hay algunas frutas que inclusive son muy recomendadas para la condición por sus efectos favorables como es el caso de las manzanas.

Las personas con diabetes  deben comer alimentos con bajo índice glucémico, el que debe estar por debajo de 55, para ayudar a prevenir el aumento de azúcar en la sangre y empeorar la diabetes.

El índice glucémico (IG)  es la magnitud o el número dado a ciertos alimentos que aumentan los niveles de azúcar en la sangre, la escala utilizada es de 0-100 y el índice glucémico se puede decir que es bajo cuando es hasta 50, medio de 50-70 y alto si está por encima de 70.

La pectina  es un compuesto que se encuentra tanto en la piel como en la carne de las manzanas y es eficaz para ayudar a tratar la diabetes, además este compuesto ayuda a desintoxicar el cuerpo y reducir en un 35 por ciento lainsulina que el cuerpo necesita. Por lo cual comer una manzana que tiene un índice glucémico de 40 pueden ayudar a mejorar la regulación de los niveles de azúcar en la sangre.

Un estudio realizado por la Fundación para los alimentos más saludable del mundo publicado en la revista Journal of Medicinal Food demostró que las enzimas contenidas en la manzana afectan a la digestión de carbohidratos, lo que reduce la absorción de la glucosa en el tracto digestivo y estimula elpáncreas para que produzca más insulina, condición que ayudará a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre.

Se dice que una manzana diaria mantiene al doctor alejado, pues es fuente de múltiples beneficios, ayuda a nivelar el colesterol en la sangre, es útil en el tratamiento de diversas enfermedades digestivas y tiene un alto contenido de fibra, además de tener un sabor agradable y ser una de las frutas más consumidas, por si fuera poco, se ha descubierto otro beneficio que proporciona la manzana.

Científicos de la Universidad de Massachussets han señalado que la cáscara de la manzana puede ser efectiva en el tratamiento de la Diabetes tipo 2 y otras enfermedades crónicas en la etapa inicial. Según la investigación, la cáscara de la manzana contiene antioxidantes y fenoles solubles– compuestos naturales – que ayudan a combatir la Diabetes.

200 gramos de manzana contienen aproximadamente entre 40 y 50 miligramos de fenoles solubles, que inhiben la absorción de azucares y almidones. El estudio comparó 10 diferentes tipos de manzanas y llego a la conclusión de que las Honeycrisp y Red Delicious tienen entre 10 y 15% más contenido de fenoles solubles que otras.

Las personas pueden incrementar sus ingesta de fenoles solubles consumiendo más fruta como pera, naranja o plátano, sin embargo, los antioxidantes de la manzana parecen ser los mejores para combatir la Diabetes.