Manzana Fuji


  Fuji

Existen distintos tipos de Fuji dependiendo de su procedencia, pero todas estas manzanas destacan por su elevado contenido en zumo. Esta variedad es una de las más dulces, lo que unido a su textura dura y crujiente la convierten en una de las manzanas más apropiadas para comer al natural. También es uno de los tipos más recomendables para preparar puré casero, ya que apenas necesita que se le añada azúcar. Su mejor época comienza en octubre.