INTOXICACIÓN POR MUSCIMOL

A Intoxicaciones

INTRODuCCIÓNEste tipo de intoxicación de periodo de latencia corto, es producida fundamentalmente por la ingesta accidental o voluntaria de especies de Amanita muscaria (falsa oronja, matamoscas),  Amanita pantherina ( amanita pantera) y Amanita gemmata ( todas ellas pertenecientes a la familia Amanitaceae. El Ácido Iboténico y el Muscimol son los componentes activos principales que participan en los efectos psicotrópicos de esta intoxicación, manifestada fundamentalmente por una disfunción del sistema nervioso central.El consumo de estos hongos conocidos ya desde la antigüedad y en muy diferentes culturas, está relacionado con el misticismo y ciertos rituales esotéricos.En este artículo revisaremos los conocimientos actuales sobre la quí-mica, toxicología y biología relativas a este hongo, junto con características distintivas sobre estas especies características y efectos tan contradictorios.Tres son las especies principalmente implicadas en esta forma de intoxicación. Por un lado tenemos A.muscaria quizás la seta mas conocida por todo el mundo caracterizada por su apariencia tan llamativa y ser la protagonista de muchos cuentos y leyendas. En muchos casos la hemos considerado como el prototipo de seta venenosa aunque en realidad no suele producir accidentes importantes. Al principio al asomarse fuera de la tierra lo hace como una bola pequeña superpuesta a otra un poco mayor, ambas de superficie grumosa. Entre los grumos blanquecinos o amarillentos del sombrero superior se ve el fondo rojo. Posteriormente el sombrero se abre, es hemisférico y a medida que va creciendo, se vuelve más convexo para ser al final aplanada de 6 a 15 cm de diámetro. Es de color rojo o anaranjado vivo, con verruguitas blancas o un poco sucias, pero después de fuertes lluvias pierde éstas y algo de color quedando liso brillante y húmedo, un poco viscoso, al tacto. El borde es algo estriado de viejo. Sus láminas son blancas, 

libres, desiguales, anchas con el filo de aspecto harinoso. Esporada blanca, ovales de 9-11x6-8 micras, lisas, no amiloides.El pie es blanco, esbelto, casi cilíndrico, pero aumentando de grosor hacia abajo, su anillo amplio y membranoso. La base está engrosada formando bulbo; en ella se ven unos rebordes grumosos, más o menos concéntricos, que son los restos de la volva. La carne es blanca, anaranjada bajo la piel del sombrero. La podemos encontrar en abundancia a finales de verano y otoño en bosques de suelo ácido pinos y abedules fundamentalmente aunque a veces se ve en hayedos, robledales, etc. Se conocen algunas variedades entre ellas las denominadas aureola, emilii, formosa y regalis.En cuanto a A. pantherina, el sombrero es globoso al principio y luego convexo y bien abierto, casi aplanado, de 4 a 10 cm de diámetro, frágil. De color pardo, pardo-grisáceo, pardo amarillento o café con leche claro, algo más oscuro hacia el centro, con una especie de verruguitas blancas que se desprenden fácilmente. El borde es fino y algo estriado. El pie es esbelto, casi cilíndrico, pero engrosado hacia la base, fácilmente separable del sombrero, blanco, con anillo en faldita, que desaparece con facilidad. La base es bulbosa y la volva forma un reborde limpio. Carne blanca de sabor dulzaino y olor débil; se tiñe de púrpura y luego de pardo con el fenol. La podemos encontrar en verano y en otoño en bosques de robles, hayas, pinos etc..Por último A. gemmata es bastante variable. El sombrero es hemisférico al principio, luego convexo abierto, de 5 a 9 cm. de diámetro, de color amarillo dorado, a veces crema pálido o casi blanquecino, con plaquitas blancas que suelen desaparecer. El borde puede estar algo estriado. Sus láminas son libres, desiguales, blancas, con filo harinoso. Esporada blanca. Esporas elipsoidales, de 10-12 x 7-9 micras, lisas, no amiloides. El pie es blanco, rara vez con anillo. La base es algo bulbosa, con un pequeño reborde membranoso de la volva, que suele desaparecer. La carne blanca, a veces amarilla bajo la cutícula del sombrero tiene el sabor dulzaino. Es frecuente en ciertos bosques, sobre todo de pinos, durante todo el año.

MORTALIDAD y MORBILIDADLas muertes por hongos que contengan estas sustancias son muy raras y los síntomas suelen ser de una leve o moderada gravedad desapareciendo espontáneamente. Los efectos más tóxicos de estos hongos son temporales desapareciendo espontáneamente en las siguientes 2-6 horas de duración. Algunos efectos secundarios como el dolor de cabeza pueden remitir en los siguientes dos días a la ingesta. Si aparecen psicosis paranoicas con alucinaciones visuales y auditivas, pueden persistir hasta unos 5 días resolviéndose con los fármacos adecuados. También pueden aparecer nauseas, cansancio y dolor de estómago. Obviamente la intoxicación accidental en niños es más fuerte por su propia idiosincrasia

Síndrome Micoatropínico o Panteriano

Es producido por la Amanita muscaria (falsa oronja, matamoscas, reig bord, kulato paltsoa) y la Amanita pantherina (pantera, galipierno falso, pixacà). Su principal principio tóxico es la muscaridina o miceto aunque se han detectado otros como la neurina, la colina isomuscarina, betainas, ácido iboténico o premuscimol, muscazona y muscimol o ácido piroiboténicoLa clínica viene marcada por la escasa frecuencia de trastornos gastrointestinales de carácter leve (nauseas, vómitos y alguna vez diarrea), siendo más llamativos y característicos los trastornos nerviosos que aparecen entre 30 minutos y 3 horas tras su ingestión y que cursan con midriasis, agitación y estado delirante alucinatorio especial, incluso furioso, que constituye un síndrome confusinal. También se puede producir un delirio alucinatorio, sobre todo visual; un cuadro de agitación con confusión mental simple; un cuadro de convulsiones con hipertonia muscular generalizada y pérdida de la conciencia; y por último un cuadro de somnolencia progresiva hasta llegar al estupor, que cede espontáneamente antes de 15 horas, en algunos casos con coma profundo de entrada. El tratamiento consistirá en hacer las medidas generales de cualquier intoxicación (evacuación, carbón activado y un purgante salino), sintomático (sedantes, anticonvulsionantes, rehidratación,...), la clorpromacina se puede utilizar para calmar la agitación y las alucinaciones, y de soporte de la función cardio respiratoria. Se puede recurrir a la fisostigmina ante la aparición de síntomas anticolinérgicos graves, estando contraindicada la utilización de la Atropina.

 

Amanita Aprica
Amanita Aprica
Amanita Farinosa
Amanita Farinosa
Amanita Flavella
Amanita Flavella
Amanita Flavoconia
Amanita Flavoconia
Amanita Flavorucescens
Amanita Flavorucescens

Amanita Franchetii
Amanita Franchetii
Amanita Frostiana
Amanita Frostiana
Amanita Gemmata
Amanita Gemmata
Amanita Muscaria
Amanita Muscaria
Amanita Nehuta
Amanita Nehuta

Amanita Proxima
Amanita Proxima
Amanita Pseudoporfiria
Amanita Pseudoporfiria
Amanita Regalis
Amanita Regalis
Amania Thiersii
Amania Thiersii
Amanita Volvata
Amanita Volvata

Amanita Xanthocephala
Amanita Xanthocephala