Cardena, Seta de Cardo

Castellano: Seta de Cardo. Catalan: Gírgola de Panical. Euskera: Gardu-Ziza.


Es una excelente seta comestible típica de los países mediterrá-
neos meridionales. Suele recolectarse junto a los cardos (Eryngium), sobre las raíces de la planta desarrollada en el año anterior, de los que se nutre.

 

Descripción
Tiene un sombrero de 4 a 10 cm de diámetro, con el margen enrollado al principio, de
color variable, desde el blanquecino amarillento y el color crema, hasta el marrón oscuro. Cutícula separable, húmeda, de color beige rojizo a pardo oscuro. Pie blanco, lleno,
muchas veces excéntrico respecto del sombrero, sin anillo, atenuado en su base y conectado a las raíces secas de ciertas plantas herbáceas de la familia de las umbelíferas.
Láminas blancas, desiguales, poco apretadas y muy decurrentes, es decir, que se adhieren al pie y se prolongan por él. No se separan del sombrero fácilmente al pasar el dedo. Esporada blanca. Carne blanca, espesa y firme, con igual textura en el pie que en el
sombrero.
CARDERA
Habitat
Se encuentra con profusión en terrenos calizos. Crece en los eriales, baldíos, bordes de
caminos y pastizales donde se pudren los restos y las cepas del cardo corredor (Eryngium
campestre), una planta espinosa, muy ramificada y globosa, que habita en terrenos pastoreados, cañadas y parameras. El micelio de esta seta se alimenta de las pequeñas raí-
ces muertas del mencionado cardo. Por el reducido espacio en donde habita, conviene
ser sumamente cuidadosos al recogerlas, para no correr el peligro de esquilmar el setal.
Aparición
Aparece en otoño y a veces en primavera, también la podemos encontrar avanzado el
invierno.
Curiosidades
En su recolección hay que llevar navaja y cortar las setas por la base del pie, sin hurgar
en el terreno, de modo que no se estropee el micelio que está creciendo en el sustrato,
para que puedan salir nuevas floraciones. No arrancarla, sino cortarla, para evitar el descuaje del micelio y echar a perder la posibilidad de que se multiplique. El hecho de que
se desarrolle en pastizales, y en zonas de paso, muy a menudo cercanas a vías de comunicación, de fácil acceso, hace que sean áreas muy frecuentadas. Las primeras lluvias de
otoño llenan estos parajes de “paseantes”, que hacen como si no fueran a nada especial, pero no dejan de mirar al suelo. No es demasiado fácil encontrarla, debido a la presión a la que está sometida. Muy a menudo ni siquiera se deja que se desarrolle completamente, y se recoge cuando el sombrero es de pequeño tamaño, con los problemas que
ello ocasiona para su reproducción e incluso puede originar errores de identificación.
Si se ensartan mediante un hilo, como cuentas de un rosario, se cuelgan y se dejan secar, pueden ser utilizadas de nuevo meses después.

Iniciación
La existencia próxima de una mata de cardo permite identificarla sin correr demasiados
riesgos, que siempre los hay en las setas no cultivadas. Por lo tanto no tenemos que buscarla en los bosques.
Confusiones
Se puede confundir con otros hongos del género Pleurotus como Pleurotus eryngii var.
ferulae (Lanzi) Sacc., igualmente comestible, de tamaño bastante más grande y que
aparece parasitando las raíces de Ferula communis L. También se podría confundir con
algunas espécies del genero Clitocybe, pero el hábitat sobre cardos nos facilita su identificación.