Lepiota Blanca


Leocuagaricus Leucothites

Sombrero: Sombrero que en su máximo desarrollo puede aproximarse a los 10 cm de diámetro, aunque lo habitual es encontrarlo en torno a los 5 cm, de forma de campana al principio, después claramente convexo, sin llegar a aplanarse del todo. Es de color blanco puro, sobre todo de joven, aunque tiende a ensuciarse de ocre claro con la edad o el rozamiento. El borde es muy regular y en ocasiones un poco festoneado.

Láminas: Láminas notablemente apretadas y libres con respecto al pie, muy blancas en los especímenes jóvenes, después cremas y finalmente rosadas por efecto de las esporas.

Pie: Pie cilíndrico y alargado, superando en longitud el diámetro del sombrero, engrosado en un bulbo en la base. Es de color blanco, pero al frotamiento se ensucia primero de ocre amarillento y luego deviene en un tono marrón. Posee un anillo móvil y frágil de color blanco.

Carne: Carne no muy espesa pero si consistente, de color blanco e inmutable al corte. Olor fúngico agradable y sabor dulce igualmente agradable.

Hábitat y época de aparición: Aparece al principio del otoño en praderas de pasto, borde de los caminos, en los claros de los pinares, e incluso en jardines públicos. Es una seta frecuente y bastante abundante.

Comestibilidad: Es un buen comestible.

A tener en cuenta: No se aconseja su recolecta debido a que puede ser confundida con la Amanita verna, y sobre todo con la Amanita virosa es notable, esta última sale además en la misma época del año. La diferencia más notable es que las Amanitas tienen volva y no bulbo o engrosamiento.