Cortinarius Especiosissimus


CORTINARIUS ESPECIOSISSIMUS
CORTINARIUS ESPECIOSISSIMUS

DÓNDE Y CUíNDO SE PUEDE ENCONTRAR

Es una especie que crece en bosques de coní­feras con particular preferencia por el abeto rojo. Sin embargo, para que esté presente, es necesario que el bosque tenga una superficie rica en musgos, donde el micelio condiciona su fructificación a la presencia de tiempo muy húmedo. Si no existen condiciones óptimas el carpóforo no aparece. Crece durante el verano tardí­o y el otoño. En cambio, C. orellanus nace bajo planifolios.

TIPO DE ENVENENAMIENTO

Provoca un envenenamiento tan grave como el de C. orellanus. El tiempo durante el cual la intoxicación está latente es casi análogo, y los daños al organismo se localizan también en los riñones y en el hí­gado.

DIMENSIONES

Es de aspecto bastante esbelto, con el pie mucho más largo que el diámetro del sombrero. La reproducción de la derecha lo presenta un poco ampliado. El sombrero puede adquirir, 3-6 cm de diámetro mientras el pie es, en proporción, más largo.




GUíA PARA SU DETERMINACIÓN

Se trata de un Cortinarius muy peligroso con caracterí­sticas toxicológicas casi análogos a C. orellanus anteriormente presentado, al cual se asemeja por la forma, color y aspecto y del que se puede diferenciar por el perfil del sombrero, con una prominencia central puntiaguda y por la decoración en franjas sobre el pie, nunca presente en su similar. El sombrero tiene forma convexo-cónica casi siempre con un mamelón puntiagudo bien definido en el centro. El margen es sutil y la superficie está decorada por fibrillas bastante llamativas. De color rojo-ladrillo y rojo-leonado. Las laminillas son anchas, muy espaciadas, con presencia de lamélulas; hacia el pie se atenúan redondeándose, apareciendo casi separadas del mismo; de color naranja-amarillo-marrón. El pie, del mismo color del sombrero, es alargado, casi siempre cilí­ndrico y curvo; lo decoran, rodeándolo, una serie de franjas amarillentas bastante llamativas. La carne es rojo-amarillenta, no tiene olores particulares y el sabor es algo dulce. Naturalmente, para apreciar este último dato, la prueba debe realizarse con un trozo de seta que tiene que escupirse inmediatamente.





Valor gastronomico

VENENOSA MORTAL

Atención: mamelón puntiagudo, pie jaspeado