Gyromitra Esculenta


GYROMITRA ESCULENTA
GYROMITRA ESCULENTA

El hongo bonete o falsa colmenilla (Gyromitra esculenta) pertenece a la familia Helvellacea y es tóxico. Es similar en apariencia a las colmenillas (Morchella spp.), de donde viene uno de sus nombres; el riesgo de confundirlo con una de éstas. Es mortal.

 En según que zonas, este grupo de setas, se le considera comestible e incluso resulta muy apreciado, pero !ojo¡, cuando se consume crudo o poco cocinado, puede resultar muy tóxico incluso mortal. La intoxicación no se manifiesta hasta después de algunas horas, mostrando trastornos digestivos (vómitos, nauseas, dolor de tripa), ictericia y trastornos de tipo nervioso.

La Gyromitra gigas y la Gyromitra esculenta, crecen en lugares montañosos, debajo de los pinos durante la primavera, mientras que la Gyromitra infula se desarrolla en otoño.

Gyromitra esculenta, también conocida como Bonete, presenta un sombrero globoso, muy irregular, con protuberancias y circunvoluciones que le dan cierto parecido al cerebro. El color es pardo, marrón negruzco y la variación del color depende de la estación. El pie es corto de color blanco rosado. El olor es bastante agradable, afrutado. Su carne es frágil, blanquecina y de sabor dulzón. Puede confundirse con algunas colmenillas. Esta seta considerada por algunos comestible, a veces mata. La toxina que contiene es la giromitrina, que es sensible a la desecación y soluble en agua. Por ello, aquellos que decidan consumirla, deberán desecarla y hervirla previamente tirando el agua. Aún guardando toda esta serie de precauciones, algunos micólogos recomiendan que, este tipo de seta, se consuma en poca cantidad por indigesta y, en ningún caso, sea consumida por niños.

Las otras dos gyromitras, son muy parecidas a las descritas, varían en cuanto al color, la Gyromitra giga es de un color más ocre pero sus efectos por ingestión son muy parecidos.

Pueden confundirse con algunas Morchellas o colmenillas