Gymnopilus Spectabilis

A Toxicologia

GYMNOPILUS SPECTABILIS
GYMNOPILUS SPECTABILIS

Descripción: Sombrero robusto,  de 10 a 15 cm de diámetro, carnoso, al principio globoso, después convexo, al final extendido y aplanado; margen incurvado, excedente, a veces con restos del velo parcial. Cutícula fibrillosa, escamosa, seca, brillante, de color amarillo anaranjado vivo, después pardo anaranjado.

Láminas: numerosas, apretadas, de color amarillo vivo, después amarillo anaranjado a pardas, oscurecen a la presión.

Pie: robusto, cilíndrico, ventrudo, con fibrillas longitudinales, estrechado en la base que penetra en el sustrato de mdera, amarillento-anaranjado, oscurece a la presión. Anillo alto, membranoso y persistente.

Carne: gruesa, dura, amarillenta, sabor muy amargo y olor a hongo muy agradable.

Localización: frecuente, nace en otoño, crece cespitoso formando grandes grupos sobre tocones y troncos de diversas especies de árboles, principalmente pino (Pinus pinaster) y eucalipto (Eucaliptus sp).


Comestibilidad:  NO ES COMESTIBLE por su amargor, es sospechoso de toxicidad y además se le atribuyen propiedades alucinógenas.

Observaciones: Gymnopilus spectabilis es una especie frecuente y abundante en nuestros bosques. Fácil de reconocer en el terreno por su bonito color ocre amarillento vivo y por crecer cespitoso sobre madera formando grupos muy vistosos y llamativos.

Podría confundirse a primera vista con Gymnopilus suberis (Maire) Sing., de menor porte y que crece exclusivamente sobre madera de alcornoque.