Macroelementos


Sodio: regula el reparto de agua en el organismo e interviene en la transmisión del impulso nervioso a los músculos. Las necesidades aumentan cuando se suda mucho y en caso de diarreas o vómitos. El exceso provoca aumento de la presión arterial (hipertensión), irritabilidad y retención de líquidos.
Fuentes: Principalmente la sal, pero está presente en todos los alimentos
Aporte mínimo recomendado: 0,2 - 0,5 gr/día
Funciones en el organismo: Equilibrio ácido-base, equilibrio hídrico. transmisión del impulso nervioso.
Exceso: Elevada tensión sanguínea, retención de liquidos. Defecto: Calambres musculares, apatía mental, disminución del apetito.

Potasio: regula el balance de agua en el organismo y participa en la contracción del músculo cardiaco.
Fuentes: La fruta y verdura fresca, las legumbres y los frutos secos.
Aporte mínimo recomendado: 500 mg/día.
Funciones en el organismo: Equilibrio ácido-base, equilibrio hídrico, función nerviosa, contracción del musculo cardiaco.
Exceso: Debilidad muscular. Muerte
Defecto: Debilidad muscular. Nauseas, vomitos, irritabilidad, irregularidad cardiaca, paralisis.Potasio: regula el balance de agua en el organismo y participa en la contracción del músculo cardiaco.
Fuentes: La fruta y verdura fresca, las legumbres y los frutos secos.
Aporte mínimo recomendado: 500 mg/día.
Funciones en el organismo: Equilibrio ácido-base, equilibrio hídrico, función nerviosa, contracción del musculo cardiaco.
Exceso: Debilidad muscular. Muerte
Defecto: Debilidad muscular. Nauseas, vomitos, irritabilidad, irregularidad cardiaca, paralisis.

Calcio: forma parte de los huesos, del tejido conjuntivo y de los músculos. Junto con el potasio y el magnesio, es esencial para una buena circulación de la sangre. Tambien participa en la absorción y secreción intestinal y en la liberación de hormonas.
Fuentes: Productos lácteos, frutos secos, semillas de sésamo, verduras, etc.
Aporte mínimo recomendado: 800 - 1200 mg/día.
Funciones en el organismo: Formación de huesos y dientes. Coagulación. Transmisión nerviosa.
Exceso: No registrado en el hombre
Defecto: Crecimiento detenido, raquitismo, osteoporosis, convulsiones.Calcio: forma parte de los huesos, del tejido conjuntivo y de los músculos. Junto con el potasio y el magnesio, es esencial para una buena circulación de la sangre. Tambien participa en la absorción y secreción intestinal y en la liberación de hormonas.
Fuentes: Productos lácteos, frutos secos, semillas de sésamo, verduras, etc.
Aporte mínimo recomendado: 800 - 1200 mg/día.
Funciones en el organismo: Formación de huesos y dientes. Coagulación. Transmisión nerviosa.
Exceso: No registrado en el hombre
Defecto: Crecimiento detenido, raquitismo, osteoporosis, convulsiones.

Magnesio: es esencial para la asimilación del calcio y de la vitamina C. Es importante para la transmisión de los impulsos nerviosos, equilibra el sistema nerviosos central y aumenta la secreción de bilis.
Fuentes: Cacao, soja, frutos secos, avena, maíz y algunas verduras.
Aporte mínimo recomendado: 300 - 400 mg/día.
Funciones en el organismo: Activa las enzimas y las vitaminas del grupo B. Interviene en la síntesis proteica
Exceso: Diarrea
Defecto: Fallos en el crecimiento, debilidad, espasmos, alteraciones del comportamiento.Magnesio: es esencial para la asimilación del calcio y de la vitamina C. Es importante para la transmisión de los impulsos nerviosos, equilibra el sistema nerviosos central y aumenta la secreción de bilis.
Fuentes: Cacao, soja, frutos secos, avena, maíz y algunas verduras.
Aporte mínimo recomendado: 300 - 400 mg/día.
Funciones en el organismo: Activa las enzimas y las vitaminas del grupo B. Interviene en la síntesis proteica
Exceso: Diarrea
Defecto: Fallos en el crecimiento, debilidad, espasmos, alteraciones del comportamiento.

Fósforo: presente en la estructura de los huesos e indispensable en la formación de las membranas celulares y del tejido nervioso. La concentración sanguínea de fósforo guarda relación con los niveles de calcio en sangre.
Fuentes: Suele estar presente en los alimentos que contienen calcio, como los frutos secos, el queso, la soja, yema de huevo, etc.
Aporte mínimo recomendado: 800 - 1200 mg/día.
Funciones en el organismo: Formación de huesos y dientes. Equilibrio ácido-base.
Exceso: Erosión de la mandíbula (mandíbula porosa) por menor absorción del calcio.
Defecto: Debilidad, desmineralización del hueso, pérdida de calcio, temblores.Fósforo: presente en la estructura de los huesos e indispensable en la formación de las membranas celulares y del tejido nervioso. La concentración sanguínea de fósforo guarda relación con los niveles de calcio en sangre.
Fuentes: Suele estar presente en los alimentos que contienen calcio, como los frutos secos, el queso, la soja, yema de huevo, etc.
Aporte mínimo recomendado: 800 - 1200 mg/día.
Funciones en el organismo: Formación de huesos y dientes. Equilibrio ácido-base.
Exceso: Erosión de la mandíbula (mandíbula porosa) por menor absorción del calcio.
Defecto: Debilidad, desmineralización del hueso, pérdida de calcio, temblores.

Cloro: ayuda al hígado en su eliminación de tóxicos.
Fuentes: Sal común, algas, aceitunas, agua del grifo, etc.
Aporte mínimo recomendado: Nivel no especificado.
Funciones en el organismo: Formación de jugo gástrico. Equilibrio ácido-base.
Exceso: VómitosCloro: ayuda al hígado en su eliminación de tóxicos.
Fuentes: Sal común, algas, aceitunas, agua del grifo, etc.
Aporte mínimo recomendado: Nivel no especificado.
Funciones en el organismo: Formación de jugo gástrico. Equilibrio ácido-base.
Exceso: Vómitos

Azufre: está presente en todas las células, especialmente en la piel, uñas, cabellos y cartílagos. Entra en la composición de diversas hormonas (insulina) y vitaminas (B1), neutraliza los tóxicos y ayuda al hígado en la secreción de bilis.
Fuentes: Legumbres, col, cebolla, ajo, espárragos, puerro, pescado y yema de huevo.
Aporte mínimo recomendado: Nivel no especificado.
Funciones en el organismo: Constituyente de sustancias activas en huesos y tendones.
Exceso: Crecimiento escaso
Defecto: Imposibilidad para sintetizar aminoácidos sulfurados.Azufre: está presente en todas las células, especialmente en la piel, uñas, cabellos y cartílagos. Entra en la composición de diversas hormonas (insulina) y vitaminas (B1), neutraliza los tóxicos y ayuda al hígado en la secreción de bilis.
Fuentes: Legumbres, col, cebolla, ajo, espárragos, puerro, pescado y yema de huevo.
Aporte mínimo recomendado: Nivel no especificado.
Funciones en el organismo: Constituyente de sustancias activas en huesos y tendones.
Exceso: Crecimiento escaso
Defecto: Imposibilidad para sintetizar aminoácidos sulfurados.